Presentaron el proyecto de Renta Inesperada

La iniciativa afectaría a empresas con ganancias superiores a $1.000 millones en 2022.

El presidente Alberto Fernández, junto al Ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó el proyecto de ley para gravar la Renta Inesperada. Mediante esta iniciativa se aplicará una sobrealícuota a quienes se vieron beneficiados por el aumento de precios internacionales a consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

La sobrealícuota se aplicará al Impuesto a las Ganancias de las sociedades de capital durante el ejercicio fiscal 2022. La base imponible será una ganancia neta o contable superior a los mil millones de pesos. El ministro Guzmán explicó que este mecanismo “busca garantizar que en la Argentina haya más condiciones de equidad”.

“Estamos frente a un shock sin precedentes desde el punto de vista de la combinación de la pandemia y las medidas para lidiar con eso y la guerra en Ucrania. Como sociedad, debemos construir una solución y esa es la convocatoria que hace el Gobierno nacional”, manifestó el ministro en abril.

Por su parte, el presidente manifestó que la aprobación del proyecto de Renta Inesperada “no es una obligación del Frente de Todos sino de todos los diputados y senadores”. Además, comparó con el debate que dieron Gran Bretaña, Estados Unidos o Italia.

“Lo que necesitamos es que en una situación tan ingrata unos pocos no ganen tanto en desmedro de las inmensas mayorías. Hemos venido a poner igualdad y a construir justicia social”, sostuvo Fernández durante el acto de presentación del proyecto en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno.

Las claves del proyecto
  • Se aplicará a empresas con ingresos netos superiores a los $1.000 millones.
  • En 2021, estos ingresos se registraron en el 3,2% de las empresas.
  • Para la imposición de la alícuota, la ganancia neta imponible real tiene que haber crecido significativamente en 2022 respecto de 2021.
  • Los sectores más beneficiados por la suba de los precios internacionales son el agronegocio, el petróleo y la minería.
  • El objetivo que persigue la norma es no recaer sobre las personas humanas, ni afectar a los trabajadores, ni a las inversiones ni a la rentabilidad.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior