Famosos

Fabiana Cantilo fue declarada Personalidad Destacada de la Cultura

Un acto de justicia a semejante trayectoria

Así como hace algunos meses ocurrió con Daniel Melingo, ahora su compañera de Los Twist y de tantas aventuras, Fabiana Cantilo fue declarada personalidad destacada de la cultura de la Ciudad de Buenos Aires. La cantante y compositora fue distinguida con semejante título tras la aprobación que dio la Legislatura porteña el año pasado con un acto en el Salón Dorado con la presencia de muchos colegas y personalidades de la cultura.

+ Cosquín Rock FM: Cinco imperdibles de Fabiana Cantilo

El acto se realizó en el día de ayer y tras recibir el diploma, Fabi dio un concierto para la audiencia compuesta por su madre,  Silvina Luro, en primera fila, y a los artistas Fernando Noy, Eugenio Cuttica, Julia Zenko e Hilda Lizarazu, entre otros. Allí cantó junto a su banda, (Marian Pellegrino, en la guitarra, y Cay Gutiérrez, en el piano) Balada Para Un Loco, de Horacio Ferrer y Astor Piazolla, que según contó fue la primera que cantó alguna vez en público, cuando la tocó en el colegio.

+ Cosquín Rock FM: Fito Páez saca su tercer disco en seis meses

Más tarde se sumó Fito Paéz para dar un sentido discurso en homenaje a la artista y cantar un tema juntos.  “Hermana de todos mis días, chica sexy, Cleopatra porteña, la que desandó adicciones con la frente en alto”, expresó el rosarino durante su discurso. También destacó que Fabi es “la única persona con quien Charly (García) se dignó a improvisar”.

Fabiana Cantilo fue declarada Personalidad Destacada de la Cultura

El discurso de Fito Páez:

Fabiana Cantilo es una de las grandes compositoras de la música argentina. Su voz de terciopelo embrujó a generaciones y supo ser la chica más brava del lugar, aún lo es, doy fe de eso. Mujer de armas tomar, no sería este un innecesario recurso metafórico, ni siquiera una licencia poética.

Fabiana es una mujer libre, aquí un punto de inflexión política, en este intento de retrato imposible de nuestra diva en cuestión.

Cuando uno dice “libre”, la gente se codea, suelta su risa nerviosa y le surgen ganas irresistibles de encontrar el truco. Porque eso, para el sentido común, es una entelequia o una utopía. La señorita Cantilo ha peleado por ese espacio, han brotado flores en esa lucha.

¿Para qué sirven estas personas, se preguntará un rosquero político, o alguien que sea capaz de morir en el intento de demostrar el parasitismo de estos seres poéticos mientras ganan su dinero indignamente en un medio de comunicación? Estos sujetos atentan contar el falso bienestar del orden y no son útiles a la máquina productiva de idiotas. Sirven para un único objetivo para el bine común, hacer del mundo un lugar digno de ser vivido.

Fabiana Cantilo pertenece a la tribu de la gente que nace, desea y muere, pero aparte pone a cantar y bailar a su pandilla. Es una chamana moderna, necesaria, fundamental, porque nos recuerda siempre lo más importante, que es acompañarse con amor y humildad en el corto trámite de la vida. El tamaño de su espíritu es el de su generosidad.

Dueña de infinidad de virtudes, posee entre tantas cualidades, la posibilidad de charlar de infinitos temas a la vez sin perderse en el camino. Necesita de interlocutores atentos que puedan seguirle el ritmo. Tarea para pocos.

Para los no dotados en esta materia, Fabiana Cantilo, de no me acuerdo cuántos apellidos, nos brinda un solo y exclusivo atajo: aprender esta técnica de manera excluyente, nos intima a estar atentos a su intrincada y no por ello menos efectiva moviola imaginaria. En este dispositivo de altísima complejidad se entrelazan relatos de los más diversos géneros, con la característica de que el desprevenido interlocutor no estaría en ningún caso en dominio de posibilidades futuras de los probables alcances de relatos escuchados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior